NoticiasSmarwatches

Dos fabricantes de smartwatches para niños se enfrentan a problemas por recopilar datos sin permiso

Los relojes inteligentes para niños siguen siendo polémicos desde el punto de vista legal

La Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos ha advertido la semana pasada a la compañía china Gator y a la sueca Tinitell sobre una posible violación del Acta de Protección de la Privacidad Online de los Niños (COPPA) por parte de sus dispositivos y aplicaciones que recopilan datos de geolocalización sin el consentimiento de los padres.

El Grupo Gator cuenta con una aplicación y un reloj llamado Kids GPS Gator Watch, que es promocionado como “el primer teléfono para niños”. Tinitell, una compañía sueca ya difunta, también cuenta con una aplicación que funciona con un teléfono móvil que se lleva en la muñeca y que fue diseñado para los niños.

TE RECOMENDAMOS: Los Mejores Smartwatches para Niños | Los Mejores Relojes GPS para Niños

La FTC advierte a Gator y Tinitell del incumplimiento de la COPPA con sus aplicaciones y relojes para niños

Relojes Tinitell para niños

Aunque Tinitell dejó de vender los dispositivos, éstos seguirán funcionando hasta septiembre del 2018. Las cartas de la FTC fueron enviadas además a la App Store de Apple y a la Google Play Store, plataformas donde se encuentran disponibles dichas apps.

El reglamento COPPA de la FTC indica que las compañías que recopilan información personal de los niños de menos de 13 años deben tener unas políticas de privacidad muy claras y deben notificar a los padres y pedir su consentimiento antes de recopilar dichos datos sobre los movimientos de los pequeños.

En su advertencia, la FTC dijo que, aunque ambas compañías se encuentran fuera de los Estados Unidos, éstas deben cumplir la COPPA cuando sus servicios sean dirigidos a niños de los Estados Unidos. Además, la organización gubernamental anima a las empresas a revisar sus servicios y políticas online con el fin de cumplir con la COPPA.

El pasado mes de octubre, el desarrollador Roy Solberg descubrió unos fallos de seguridad en los smartwatches de Gator que básicamente permitían a cualquiera con una conexión a internet monitorizar los movimientos de los niños, además de poder conseguir los números de teléfono y nombres vinculados con el reloj.

De un modo similar, el Consejo de Consumidores de Noruega ha probado cuatro smartwatches de diferentes marcas y descubrieron que son vulnerables al hackeo. Desde entonces, Gator y otras compañías han implementado algunas correcciones, además de añadir un sistema de cifrado de los datos.

Vía
The Outline
Fuente
FTC

Elvis B

Me gusta todo lo relacionado con los smartphones, pero creo que los wearables y sobre todo los smartwatches serán cada vez más populares en los próximos años. En mi tiempo libre, me gusta leer o sacar fotos con mi cámara.