NoticiasRelojes clásicosSmarwatches

Morgan Stanley: Los smartwatches no son una amenaza para los relojes tradicionales

La firma de investigación asegura que sólo determinados relojes se salvarán del impacto de los smartwatches

La firma de análisis de mercados Morgan Stanley ha publicado hace poco un nuevo informe en el que analiza el rendimiento de la industria relojera para los años 2018 y 2019. En este reporte se habla especialmente sobre los problemas a los que se enfrenta actualmente la industria, y parece ser que los smartwatches no son aún considerados como una auténtica amenaza.

TE RECOMENDAMOS ⇒ Los mejores smartwatches del mundo

Uno de los datos más sorprendentes del nuevo informe de Morgan Stanley es que actualmente hay relojes por valor de 16.000 millones de euros que todavía no fueron vendidos y que están en manos de minoristas de terceros. Al parecer, esto se debe a un problema de comunicación entre las partes implicadas que da lugar a la producción de más relojes de los que son realmente demandados por los consumidores. En última instancia, muchos de estos relojes terminarán por ser vendidos a precios rebajados.

Sin embargo, Morgan Stanley asegura que este problema ya ha sido reconocido por los fabricantes y que poco a poco empezarán a fabricar menos unidades de los relojes con el fin de equilibrar mejor la oferta y la demanda.

Los smartwatches aún no tienen poder de afectar a las ventas de los relojes tradicionales de lujo

TAG Heuer Connected Modular 45 Full Diamond
TAG Heuer Connected Modular 45 Full Diamond

Con respecto a los smartwatches, la firma de investigación asegura que su impacto en las ventas de relojes suizos está en aumento, pero no de una forma que pueda poner fin a toda la industria suiza. Concretamente, los smartwatches tienen muy poca influencia en las ventas de los relojes tradicionales de lujo, ya que éstos siguen siendo muy atractivos para los entusiastas de lo clásico.

Por otro lado, Morgan Stanley también asegura que los relojes suizos con precios de menos de 450 euros (500 francos suizos) podrían ser los más afectados por el impacto de los smartwatches. Un ejemplo de ello son los relojes de la marca Swatch, un fabricante que ya ha prometido lanzar en el 2019 un sistema operativo para smartwatches. Mientras tanto, los relojes clásicos con precios de más de 2.600 euros (3.000 francos suizos) son los menos afectados por los smartwatches.

En definitiva, lo que la firma concluye en su informe es que de aquí a 3-5 años habrá cambios considerables en la industria relojera suiza, sobre todo con respecto a las cantidades de relojes fabricados. Además, también es posible que muchos de los fabricantes tradicionales se tengan que adaptar a los tiempos modernos con el desarrollo de nuevos relojes innovadores, posiblemente híbridos o incluso inteligentes.

Algunas marcas ya lo han hecho, como por ejemplo Tag Heuer, que ya cuenta con varios modelos de relojes híbridos y smartwatches con pantalla táctil en su catálogo de productos. Otros fabricantes, como Rolex, Omega o Longines, probablemente permanecerán en el lado clásico a lo largo de los próximos años y optarán por sacar modelos tradicionales.

Vía
aBlogToWatch
Fuente
Morgan Stanley

Elvis Bucatariu

Me gusta todo lo relacionado con los smartphones, pero creo que los wearables y sobre todo los smartwatches serán cada vez más populares en los próximos años. En mi tiempo libre, me gusta leer o sacar fotos con mi cámara.
Botón volver arriba
Cerrar