Noticias

La tecnología que podría revolucionar los relojes y las pulseras inteligentes

Ingenieros estadounidenses presentaron una nueva tecnología de análisis de sangre y aire para wearables

Un grupo de ingenieros de la Universidad de Rutgers ha creado una pulsera realmente inteligente que podría dar lugar a una nueva oleada de gadgets para la monitorización de la salud y del medioambiente.

La nueva tecnología podría ser implementada en smartwatches y otros wearables con monitorización de la frecuencia cardíaca y la actividad física.

“Es como una especie de Fitbit pero incorpora un biosensor que puede contar las partículas, o sea la cantidad de células en la sangre, las partículas orgánicas e inorgánicas del aire”, declaró Mehdi Javanmard, autor y profesor asistente del departamento de ingeniería eléctrica en la escuela de ingeniería de la Universidad Rutgers.

“Los actuales wearables pueden medir una determinada cantidad de parámetros, como los latidos del corazón o la actividad física del usuario. Pero la posibilidad de monitorizar las células sanguinas podría mejorar considerablemente los datos sobre la salud del usuario”, afirmó Abbas Furniturewalla, investigador en el departamento de ingeniería eléctrica de la misma Universidad.

TE RECOMENDAMOS ⇒ LifePlus LifeLeaf, el primer smartwatch que monitoriza los niveles de glucosa en la sangre

Una pulsera inteligente con biosensor capaz de contar las células de la sangre

Sistema de citometría wearable en una placa de circuito impreso flexible con un chip PDMS integrado, un microcontrolador y un módulo Bluetooth
Sistema de citometría wearable en una placa de circuito impreso flexible con un chip PDMS integrado, un microcontrolador y un módulo Bluetooth (Imagen: Nature.com)

La pulsera creada por los investigadores está hecha de plástico e incorpora un circuito flexible y un biosensor, pero también un circuito capaz de procesar las señales eléctricas, un micro-controlador para digitalizar los datos y un módulo Bluetooth para la transmisión de los datos a un smartphone.

Las muestras de sangre son obtenidas a través de un pequeño pinchazo y luego son enviadas al interior de la pulsera para que las células sanguinas sean contadas y analizadas. Los datos son luego enviados de manera inalámbrica al smartphone y una aplicación se encarga de su procesamiento y visualización.

Si este producto acaba siendo adoptado, los médicos podrían recibir los resultados de un análisis de sangre con mucha más rapidez y ya no sería necesario el uso de equipos de laboratorio.

“Hay varias enfermedades donde el número de células en la sangre es muy importante. Por ejemplo, un número más pequeño o más grande de leucocitos pueden ser indicadores de la presencia del cáncer, como la leucemia”, explica Javanmard.

Estas pulseras podrían ser utilizadas por los pacientes para enviar datos directamente a los médicos. Además, los que tengan preocupación por la contaminación atmosférica, podrán monitorizar contaminantes del aire y la cantidad de polvo al que están expuestos cada día. Los trabajadores de las minas podrían ver con facilidad si el aire que respiran es muy nocivo.

Los detalles de la nueva investigación fueron publicados en la revista online Microsystems & Nanoengineering.

Vía
The Engineer

Elvis B

Me gusta todo lo relacionado con los smartphones, pero creo que los wearables y sobre todo los smartwatches serán cada vez más populares en los próximos años. En mi tiempo libre, me gusta leer o sacar fotos con mi cámara.